Placer húmedo

Es todo un placer sentir una cálida y húmeda boca envolviendo mi polla. Notar como esta crece con las caricias y besos de los labios y la lengua. Penetrar en la profundidad. Entrar y salir rítmicamente hasta que, tras una descarga eléctrica, llenarla con mi leche pringosa y calentita. Con este Blog quiero dar rienda suelta a mis fantasías.

domingo, 22 de octubre de 2017

Una tarde fantástica

 Carolina acaba de cumplir los 18 añitos y yo le he prometido un buen regalo. Ha venido a casa, le he ofrecido un refresco y le he mostrado mi polla. Y ella ha sabido muy bien lo que tenía que hacer con ella. Cuando me la ha puesto bien dura he estrenado su conejito que tenía muchas ganas de tragarse mi zanahoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario